domingo, 21 de mayo de 2017

ACOMPAÑÁNDONOS


Me encuentro entre la multitud con tu mirada
sonríes a mi ademán desvencijado,
y con un gesto me invitas a tu mesa
para templar en los lunares de tus brazos
nuestros momentos vivos.

Tus ojos se hacen un arroyo
para mi sed de hombre de sabiduría absurda,
y los míos atraviesan tu inquietud
hasta amasarla y hacerla pan de madurez..

Solo puedo pedir que nos acompañemos
hasta el estanque con en el que un día
te acercaste a mi penumbra,
y sentados a la sombra
de un árbol escogido por azar
hablemos sin reloj que mida tiempo.

Solo sé pedir este presente
que vuele envuelto en aire entre nosotros,
la verdad incrustándose
entre la serenidad de las gargantas,
la sin medida de los minutos ciertos
transformándose en tu risa,
y que por sorpresa un simple beso
sea el que abra nuestras puertas
para hacernos alcanzar la comprensión
de quiénes somos.

Te pido que nos hagamos compañía,
sobre estos trechos rectos del camino,
para acercarnos al estanque
a amar reflejos
de la tierra y el cielo que mezclamos
con las aguas en paz de nuestra ruta.









jueves, 18 de mayo de 2017

DONDE MUEREN LAS PALOMAS


Pasa el Mundo ante una puerta gris.

No se mira a los lados
ni se quiere ver
el frío de lo inerte que se asoma
en una paloma moribunda.

Corremos fingiendo despiste,
entrecerrando los ojos,
golpeándonos con las verdades,
queriendo no saber lo que sabemos cierto,
asiéndonos a las puertas grises
de la memoria y su anestesia.

Mueren palomas cada día
en estas calles de almas divagantes,
rincones y entraña de ceguera de ilusiones,
planeta para los espíritus neutros
que economizan el sentir.

Muere cada día una paloma
en la imagen de los niños
cercados en la destrucción de selvas,
de los jóvenes
llamando a voces por la justicia,
de las mujeres
marcadas por golpes de traición tradicional,
de ancianos apresados
en empalizadas de hambruna y genocidio.

Se ultiman consuelos con el orgullo
en este circo colorista
sujeto a vigas de felicidad arrendada,
y sigue,
como siempre y desde siempre,
deambulando el Mundo ante una puerta gris
donde las palomas agonizan.


martes, 16 de mayo de 2017

ARRIBADAS



Correremos tomados de la mano
en las tardes lúcidas de sal,
pidiendo al horizonte horizontes diferentes,
a la brisa el calmante de su aliento,
a Helios el calor en nuestros cráneos
que haga olvidar la desazón del roce
del pasado inquisidor y esclavo.

Partiremos con Selene en noche clara
en zancadas de presente
compartiendo sin cadenas nuestros saltos,
repartidos en las anclas que nos preste
el placer oculto de buscarnos
en el tacto y las miradas.

Arribaremos a la playa de arena blanca
como polvo de estrellas
a dejarnos sacudir por el encuentro
de nuestras latitudes despistadas.

Haremos el amor al despertar el alba
cortando con su luz las dudas,
encallados en el tesón de nuestras ondas,
misioneros osados
en la reconstrucción de nuestros cuerpos,
jóvenes que rescatan los sentidos,
recatados y atrevidos
en la playa de tu trópico de Cáncer.





sábado, 13 de mayo de 2017

LUNA TARDÍA DE ABRIL



Callada avanzas en un círculo perfecto,
esfera blanca portadora de noticias,
poniendo tu acento
en este Mayo entre silencios,
creadora de lluvias de esperanza
para esta tierra de tormentos.

Desnuda les ordenas a las olas y mareas
el embrujo de ser libres
en su tino y su locura,
callada ajustas las corrientes
al compás de su modestia caprichosa,
encharcas con tu suspiro el alimento
desperezado entre las rocas.

Callada estás,
Luna Llena retrasada de Abril,
Madre errante de los mares diestros,
Hermana juguetona con los peces
y los cielos,
guerrera de círculo brillante abierto en parto
para el futuro nacimiento de la siembra.

Desnudo y callado avanzo a tu lado,
Madre de Mayo,
en paso lento y pausado,
guiado hasta los días de cosechas,
tímido sobre tu orilla de mandatos,
valiente para alcanzar en el brío de tu fuente
el puñado de sueños que me ofreces
en tu templo de constancia,
en el viento que salvaje esparces
bordado con tu brocado de ternura.







miércoles, 10 de mayo de 2017

MUJER EN SUS PELDAÑOS


Mujer sin saberlo uncida
a la sombra y a la luz de sus peldaños,
mujer de tez oculta y culto indiano
sorbida en mentar la muerte como vida,
dama de aflicción de fe mestiza
de lento hábito de olor de cera,
dolor disforme y conforme de pobreza
 y corazón de guiñapos de rutinas.

Señora de hermandades con la piedra,
atajo de tradición de voz dormida,
alma de traidora comunión gastada
de la resurrección enardecida.

lunes, 8 de mayo de 2017

A VECES SIN SABER....




Pido saber si seré corriente
de río descendente hacia tu costa
para hacernos matrimonio
de aguas de fertilidad marina,
divisar tu ojos
reflejados en mi mirada de alcatraz
de errabundo vuelo canso.

Pido sin saber si sentiré tus dedos
como tierra donde enraizaré
mi fe de anciana piel escarmentada,
ser silvestre en las membranas
de tu arcos múltiples de vida,
saber de la verdad de tus adentros.

Pido ser no ser los dos para ser uno,
dos en uno renovados
en el morder y en el sabor de una manzana,
ser alivio con mi manantial para la sed
de tus pupilas verdes,
ser la calma de tus canas.

.... A veces sin saber creo saberlo,
sin pedir lo pido todo,
sin pensar todo lo pienso.....



sábado, 6 de mayo de 2017

SIRENAS DE ARENA GRIS


Hombres de uniforme desfilan al norte
por las callejuelas de nombres suicidas
armados con sombras prestadas,
druidas de arrugas borrachas duermen en los bancos.

Alcohol de noches perdidas espanta clemencias.

Niñas encajadas en corsés de acero
agreden a mendigos con los pies borrosos,
jóvenes tatuados con letras de guerra
queman bibliotecas para huir del frío.

Ladrones del odio revientan los quioscos.

Aspersor intruso vomita en esquinas,
colillas de plata inundan con fuego las grietas,
suspiran peatones heridos sobre las señales,
derriten de envidia espejos de hielo.

Guitarristas mancos encogen la música.

Seto mudo envuelto en papel de lija
llama en su delirio al río extraviado,
aguas amarillas gritan reclamando truchas,
luciérnagas torpes cantan sus alarmas.

Sirenas sin mar se pintan de rojo.

Vendedores de carne de sierpes
azuzan las cuerdas del perro del hambre,
cazadores calzados con piel de venganza
escoltan las noches de los sumideros.

Barcos de ignorancia navegan los jardines.

Lámparas dementes insultan el hierro,
cobardes de aceras estiran asfalto,
un café bosteza los sorbos de cuerpos dormidos,
urracas saquean bombillas fundidas.

Las vidas con prisa anuncian la muerte.